Musulmanes

Musulmanes (2)

Valora este artículo
(1 Voto)

¿La crucifixión o la Justicia Divina?

 

 

Sheij Ahmed Deedat

Por lo que respecta al final de Jesús, los musulmanes están tan tranquilos como por lo que al principio se refiere, los musulmanes creemos que Jesús no fue muerte ni crucificado (crucificar a una persona es matarle sobre la cruz) porque Dios vino en su rescate y le salvó de los enemigos. Dios coronó su misión en la tierra liberándole de la muerte violenta y elevándole en honor y gracia.

 

     

La mente del musulmán tiene muy clara esta cuestión. El Corán ha resuelto las disputas, de una vez por todas. la creencia de que Jesús fue crucificado suscita un número de interrogantes inevitables. Podemos presentar ahora algunas de ellas:

 

 

1 ¿Corresponde a la justicia, la misericordia, el poder y la sabiduría de Dios la crucifixión de Jesús tal como conciben las iglesias cristianas

 

 

2 ¿Es justo por parte de Dios, o por parte de cualquier otro, que alguien se arrepienta de los pecados o faltas de los demás, de cuyos pecados no es culpable el que se arrepiente

 

 

3 ¿Es coherente con la misericordia y la sabiduría de Dios creer que Jesús fuera humillado y ejecutado, en la forma que se dice que fue

 

 

4 ¿Constituye cumplimiento de la promesa de Dios (defender a Sus aliados y proteger a Sus amados) que Jesús fuera abandonado de esa forma, hasta convertirse en presa fácil de los enemigos de Dios? ¿Debe tomarse esto como una manera de satisfacer las obligaciones propias o como precedencia al respetar la palabra

 

 

5 ¿Es justificable y adecuado creer que Dios, el más indulgente, fuera incapaz de perdonar a Adán su pecado hasta que Jesús pueda expiarlo con su propia sangre

 

 

6 ¿Cuántos discípulos fueron realmente testigos de la supuesta crucifixión de Jesús y cuáles fueron sus reacciones? ¿Puede ser cierto lo que dice Mateo (26:56) de que todos lo discípulos le abandonaron y huyeron? ¿Es este el criterio de la integridad y carácter de tan buenos discípulos, de tan gran maestro? Sólo se refiere estuviera presente en la escena el amado Juan. Pero cuánto tiempo estuvo presente y cuánto necesitaba el condenado para morir en aquellos días? De acuerdo con varias fuentes históricas dignas de crédito, generalmente hacían falta varios días para que el condenado muriera en la cruz. Pero ¿por qué fueron sólo unas pocas horas, no los pocos días habituales en el caso de Jesús? ¿Y por qué murió en la cruz, cuando sus otros dos compañeros le sobrevinieron? 

 

 

7 ¿Puede imaginar un creyente que Jesús (que era uno de los cinco Profetas de Dios más decidido y persistente), hablara a Dios desde la cruz en la manera que se dice habló, en un tono de reconvención o, por mejor decir, de ansiedad? ¿Es propio de un Profeta distinguido como Jesús decir a Dios en un momento de prueba que Dios le ha abandonado? ¿Debe tomarse como modelo o procedente dirigirse a Dios, o reaccionar de ese modo, ante las difíciles experiencias? 

 

 

8 ¿Fue Dios, el más misericordioso, el más compasivo y el más alto, incapaz de perdonar los pecados de los hombres, excepto infringiendo esta supuesta crucifixión cruel y sumamente humillante, a uno que no solo era inocente, sino que se había dedicado a Su servicio y causa de la manera más notable? ¿Es esta la aplicación de la misericordia y piedad de Dios o el reflejo de Su justicia y amor? 

 

 

9 Aunque Dios envió muchos Mensajeros y Enviados, ¿Por qué esperó todo este tiempo, dejando la sangre humana manchada con el pecado de Adán, hasta que viniera Jesús para purificar la sangre humana de este pecado?  

 

 

10 ¿Qué será la situación de los discípulos de los otros mensajeros y enviados de Dios que eran procedentes a Jesús . Irán al infierno porque sus sangres están machadas con el pecado de Adán o irán al paraíso porque han seguido los mensajeros y enviados de Dios?  El estudio de las circunstancias que envolvían la época, el comportamiento de las autoridades mundanas, las reacciones populares, el concepto de Dios, el estado del hombre, el objetivo de la religión y la vida- el estudio de todo ello puede provocar estudios interesantes, similares a los que he mencionad-.

 

 

Mientras no se encuentre una explicación satisfactoria a estos interrogantes, el creyente no puede sentirse seguro, ni disfrutar de autentica paz de espíritu. Por eso puede ser oportuno que todas las partes interesantes llevan a cabo un serio estudio del caso, y emprenden investigaciones más profundas. 

 

 

Ahora vamos a ver si Jesús estaba dispuesto para morir en la cruz:

 

 

Pedro y los dos hijos de Zebedeo estaban con Cristo antes que los ancianos de la gente y los sacerdotes vinieran a prenderlo para crucificarlo. Jesús entonces habló con Pedro y los dos hijos de Zebedeo, tal como se encuentra en Mateo 26:38:

 

"Entonces les dijo: triste está mi alma hasta la muerte; quedaos aquí y velad conmigo"  

 

Luego Jesús se alejó un poco de ellos y le rezó a Dios. Mateo 26:39:

 

"Y adelantándose un poco se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz, sin embargo, no se haga como yo quiero, sino como quieres tu" 

 

 

Es bastante claro, desde el punto de vista del versículo arriba mencionado en Mateo 26:39, que Jesús no tenía intención de morir. De este versículo se desprende que Jesús estaba rezando con gran fuerza (Mateo menciona que repitió esta plegaria tres veces) y pidiendo que la muerte sea alejada de él. Si Jesús hubiese sido enviado para ser crucificado no dudaría en absoluto en ser muerto.

 

 

Cuando les relato esto a mis hermanos cristianos, ellos me dicen que esta duda proviene de su naturaleza humana (en otras palabras fue tentado) y que su alma, recta y divina, no tuvo duda alguna.  Cuando observamos en Mateo 26:38 vemos que Jesús contradice esta idea diciendo: "…triste está mi alma hasta la muerte"(Mateo 26:38)"  Él mismo dice que es realmente su alma la que duda y no su cuerpo. Estas son palabras del propio Jesús.   

 

 

Dios responde las plegarias de Jesús 

 

 

Después que Jesús realizó su plegaria, tal como se señala arriba, él recibió respuesta de Dios. Así vemos en Hebreos 5:7: "Habiendo ofrecido en los días de su vida mortal oraciones y súplicas con poderosos clamores y lágrimas al que era poderoso para salvarle de la muerte, fue escuchado por su reverencial temor".  

 

 

Estas palabras claramente enseñan que cuando Jesús estaba rezando fuertemente a Dios, Dios le garantizaría respuesta a su ruego. La frase: "…fue escuchado por su reverencial temor" (Hebreos 5:7) significa que Dios le concedió lo que él pedía. Así, el versículo anterior enseña que cuando Jesús le pidió y rogó a Dios que pase de él"este cáliz" (Mateo 26:39), Dios respondió a sus rezos y lo salvó de la muerte o de la crucifixión.  

 

 

CONCLUSION:

 

 

El lector habrá de ser ahora precavido para no llegar a conclusiones erróneas.Elmusulmán no cree en la crucifixión de Jesús por sus enemigos porque la base de esta doctrina de la crucifixión es contraria a la misericordia y a la justicia divina, igual que la lógica y dignidad humana. Esta falta de creencia de los musulmanes hacia Jesús, ni rebaja el alto rango de Jesús en el Islam, ni tan siquiera pone en duda su calidad de Profeta distinguido de Dios. Por el contrario, al rechazar esta doctrina, el musulmán acepta a Jesús con mayor estima y respeto y considera su mensaje original como parte esencial del Islam. Por eso declaramos un vez más que, para ser musulmán, toda persona ha de aceptar y respetar a todos los Profetas de Dios sin ninguna discriminación. 

 

From islamenlinea.com

Valora este artículo
(2 votos)

¿Quiénes son los musulmanes?

 

Mil millones de personas de un amplio abanico de razas, nacionalidades y culturas a lo largo del globo --desde el sur de Filipinas hasta Nigeria-- están unidas en su común fe islámica. Alrededor del 18% vive en el mundo árabe; la mayor comunidad islámica del mundo se halla en Indonesia; partes importantes de Asia y la mayoría de Africa son musulmanas, y amplias minorías se encuentran en la ex-Unión Soviética, China, América del Norte y del Sur y en Europa.

From islambolivia.com

CARACTERÍSTICAS DEL MUSULMÁN Y LA MUSULMANA



INTRODUCCIÓN:
Alabado sea Allah quien nos dió esta vida y la oportunidad de adorarlo, y las bendiciones sean sobre el último de sus mensajeros, Muhammad saw.
Los buenos modales son indispensables en la vida del creyente y todo creyente debe de tratar de ponerlos en práctica.

Este pequeño librito no explica todos los modales del Islam siendo que estos son muchos, sin embargo es un esfuerzo para hacerles conocer algunas de ellas.
Los modales islámicos son una forma para acercarnos más a nuestro creador, y poniendo estos en práctica podremos obtener una personalidad conforme a lo que Allah ha revelado. Muhammad (saw) nos dijo que tener buenos modales es mejor que ayunar en el día y rezar toda la noche.

CARACTERÍSTICAS DEL MUSULMÁN Y LA MUSULMANA

Los modales en el Islam son conductas externas que reflejan la personalidad del creyente, la cual esta formada por una serie de características, entre estas están:

La paciencia: Un atributo básico de un buen creyente es el no enfadarse. Una vez un compañero del profeta pidió un consejo y él le dijo: "no te enfades, no te enfades".

Y Allah -Alabado y Exaltado-exalta a aquellos que son pacientes diciendo "por cierto que Allah está con los pacientes".
y en otro verso dice: "Los creyentes son los que buscan la ayuda de Allah a través de la paciencia y la oración".

Al Dikr: Otra característica básica de un buen creyente es que siempre recuerda a Allah. Como Allah dice " Los creyentes son aquellos que recuerdan a Allah parados sentados o acostados".El buen creyente busca el recordatorio ideal para cada momento y lugar .
El creyente hace mucha du a (suplicaciones a allah). Siempre esta conciente que Allah lo escucha y le suplica para que lo perdone ,lo guíe , le de el Paraíso, y todo lo bueno.

Amar a Allah y a su mensajero: Otra característica es amar a Allah y a su Profeta por encima de todas las cosas, el Profeta (p. b. A. e.) nos informa que para ser buenos creyentes necesitamos de tres características: 1. Amar a Allah y a su mensajero sobre todas las cosas, 2. Amar y odiar por Dios solamente, 3. temer el volverse incrédulo como temer ser arrojado al fuego.

Es indispensable para el creyente amar al Profeta (p. b. A. e.) y todo lo que nos enseñó porque fue a él quien escogió Allah para enseñarnos como adorarlo.

Buenos deseos: Otra característica del creyente es querer para su hermano lo que quiere para si mismo. Dijo el Profeta (p. b. A. e.) que: "No es creyente quien no quiere para su hermano lo que desea para si mismo".

Compromiso con los demás: Continuando, el musulmán tiene obligaciones sobre sus padres, sus familiares, sus vecinos y los musulmanes en general. Un musulmán no puede dejar de saludar a su hermano más de tres días. Una persona que come hasta llenarse a sabiendas de que su vecino tiene hambre no es musulmán.

<Respeto a los asuntos ajenos: Muhammad(saw) nos dijo que el mejor Islam de uno es no meterse en asuntos ajenos. Allah y su mensajero nos han advertido de no calumniar a nuestros hermanos, de no hablar de ellos cuando estén ausentes, aunque supiésemos de un error suyo es mejor ocultarlo y no decírselo a los demás. Quien cubre el error de un hermano Ala le cubrirá sus errores en el día del juicio.

Conocimiento: Otra característica del creyente, es querer incrementar su conocimiento. Muhammad (p. b. A. e.) pedía constantemente a Allah -Alabado y Exaltado- que no permitiera que se metiera el sol hasta que el aprendiera algo nuevo. O sea, todos los días quería saber algo más sobre su Fe. También Allah dice en el Corán: "Acaso son iguales aquellos que saben a los que no saben".

y Allah también nos enseña una súplica en el Corán que es: "¡OH Alá! increméntame el conocimiento"

Decir La verdad: Otra característica del creyente es decir siempre la verdad. En una ocasión le preguntaron a Muhammad (p. b. A. e.) ¿Puede ser el creyente cobarde? y él contestó que Sí. Otra vez le preguntaron si puede ser el creyente avaro? y dijo que Sí, y luego le preguntaron si puede ser musulmán quien miente? y dijo que No. El musulmán es de palabra y el mentir es característica del hipócrita.

Arrepentimiento: El creyente siempre busca el perdón de Allah, puesto que no se siente ángel ni cosa parecida. Muhammad(p. b. A. e.) decía "pidan perdón a Dios, por cierto que yo lo hago más de 100 veces al día". Dice el Corán: "Allah ama a quienes se arrepienten".

Al Tawaqul: Poner dependencia en Dios . El creyente saber que todo el dominio está en las manos de Allah, que no sucede algo sin que Dios lo quiera y que Dios provee de alimentos a sus siervos como a un ave cuando sale de su nido en la mañana regresa en la tarde alimentado.

Las obras: Otra característica del creyente es el querer adelantar buenas obras [sabiq bil jairat] por temor a Dios . Hacer más de lo que Dios le obliga, esperando que aquello que haga de más,  complete aquello de lo que falló en lo obligatorio.

Aseo: Otra característica del buen creyente es que es limpio (mutajr). Saber siempre que Dios ama a los limpios y ordenados.

Ihsan: Otra característica del creyente es saber que Dios siempre le vigila, a pesar que uno no lo ve ni oye.

Los características del buen creyente en el Islam son muchos y los mejores fueron del Profeta (p. b. A. e.) como Allah nos lo dice: "por cierto que el Profeta tienen el mejor de los ejemplos a seguir". Así que solo tenemos que estudiar la vida de Muhammed (saw).

También dice el Profeta (p. b. A. e.), que "quien tiene buenos modales es mejor a quien reza y ayuna todo el día y toda la noche". Pidámosle a Allah el altísimo nos dé algunas de estas características.

Está aquí: Musulmanes