Super User
Jueves, 12 Mayo 2011 14:20

¿Quiénes son los musulmanes?

¿Quiénes son los musulmanes?

 

Mil millones de personas de un amplio abanico de razas, nacionalidades y culturas a lo largo del globo --desde el sur de Filipinas hasta Nigeria-- están unidas en su común fe islámica. Alrededor del 18% vive en el mundo árabe; la mayor comunidad islámica del mundo se halla en Indonesia; partes importantes de Asia y la mayoría de Africa son musulmanas, y amplias minorías se encuentran en la ex-Unión Soviética, China, América del Norte y del Sur y en Europa.

From islambolivia.com

CARACTERÍSTICAS DEL MUSULMÁN Y LA MUSULMANA



INTRODUCCIÓN:
Alabado sea Allah quien nos dió esta vida y la oportunidad de adorarlo, y las bendiciones sean sobre el último de sus mensajeros, Muhammad saw.
Los buenos modales son indispensables en la vida del creyente y todo creyente debe de tratar de ponerlos en práctica.

Este pequeño librito no explica todos los modales del Islam siendo que estos son muchos, sin embargo es un esfuerzo para hacerles conocer algunas de ellas.
Los modales islámicos son una forma para acercarnos más a nuestro creador, y poniendo estos en práctica podremos obtener una personalidad conforme a lo que Allah ha revelado. Muhammad (saw) nos dijo que tener buenos modales es mejor que ayunar en el día y rezar toda la noche.

CARACTERÍSTICAS DEL MUSULMÁN Y LA MUSULMANA

Los modales en el Islam son conductas externas que reflejan la personalidad del creyente, la cual esta formada por una serie de características, entre estas están:

La paciencia: Un atributo básico de un buen creyente es el no enfadarse. Una vez un compañero del profeta pidió un consejo y él le dijo: "no te enfades, no te enfades".

Y Allah -Alabado y Exaltado-exalta a aquellos que son pacientes diciendo "por cierto que Allah está con los pacientes".
y en otro verso dice: "Los creyentes son los que buscan la ayuda de Allah a través de la paciencia y la oración".

Al Dikr: Otra característica básica de un buen creyente es que siempre recuerda a Allah. Como Allah dice " Los creyentes son aquellos que recuerdan a Allah parados sentados o acostados".El buen creyente busca el recordatorio ideal para cada momento y lugar .
El creyente hace mucha du a (suplicaciones a allah). Siempre esta conciente que Allah lo escucha y le suplica para que lo perdone ,lo guíe , le de el Paraíso, y todo lo bueno.

Amar a Allah y a su mensajero: Otra característica es amar a Allah y a su Profeta por encima de todas las cosas, el Profeta (p. b. A. e.) nos informa que para ser buenos creyentes necesitamos de tres características: 1. Amar a Allah y a su mensajero sobre todas las cosas, 2. Amar y odiar por Dios solamente, 3. temer el volverse incrédulo como temer ser arrojado al fuego.

Es indispensable para el creyente amar al Profeta (p. b. A. e.) y todo lo que nos enseñó porque fue a él quien escogió Allah para enseñarnos como adorarlo.

Buenos deseos: Otra característica del creyente es querer para su hermano lo que quiere para si mismo. Dijo el Profeta (p. b. A. e.) que: "No es creyente quien no quiere para su hermano lo que desea para si mismo".

Compromiso con los demás: Continuando, el musulmán tiene obligaciones sobre sus padres, sus familiares, sus vecinos y los musulmanes en general. Un musulmán no puede dejar de saludar a su hermano más de tres días. Una persona que come hasta llenarse a sabiendas de que su vecino tiene hambre no es musulmán.

<Respeto a los asuntos ajenos: Muhammad(saw) nos dijo que el mejor Islam de uno es no meterse en asuntos ajenos. Allah y su mensajero nos han advertido de no calumniar a nuestros hermanos, de no hablar de ellos cuando estén ausentes, aunque supiésemos de un error suyo es mejor ocultarlo y no decírselo a los demás. Quien cubre el error de un hermano Ala le cubrirá sus errores en el día del juicio.

Conocimiento: Otra característica del creyente, es querer incrementar su conocimiento. Muhammad (p. b. A. e.) pedía constantemente a Allah -Alabado y Exaltado- que no permitiera que se metiera el sol hasta que el aprendiera algo nuevo. O sea, todos los días quería saber algo más sobre su Fe. También Allah dice en el Corán: "Acaso son iguales aquellos que saben a los que no saben".

y Allah también nos enseña una súplica en el Corán que es: "¡OH Alá! increméntame el conocimiento"

Decir La verdad: Otra característica del creyente es decir siempre la verdad. En una ocasión le preguntaron a Muhammad (p. b. A. e.) ¿Puede ser el creyente cobarde? y él contestó que Sí. Otra vez le preguntaron si puede ser el creyente avaro? y dijo que Sí, y luego le preguntaron si puede ser musulmán quien miente? y dijo que No. El musulmán es de palabra y el mentir es característica del hipócrita.

Arrepentimiento: El creyente siempre busca el perdón de Allah, puesto que no se siente ángel ni cosa parecida. Muhammad(p. b. A. e.) decía "pidan perdón a Dios, por cierto que yo lo hago más de 100 veces al día". Dice el Corán: "Allah ama a quienes se arrepienten".

Al Tawaqul: Poner dependencia en Dios . El creyente saber que todo el dominio está en las manos de Allah, que no sucede algo sin que Dios lo quiera y que Dios provee de alimentos a sus siervos como a un ave cuando sale de su nido en la mañana regresa en la tarde alimentado.

Las obras: Otra característica del creyente es el querer adelantar buenas obras [sabiq bil jairat] por temor a Dios . Hacer más de lo que Dios le obliga, esperando que aquello que haga de más,  complete aquello de lo que falló en lo obligatorio.

Aseo: Otra característica del buen creyente es que es limpio (mutajr). Saber siempre que Dios ama a los limpios y ordenados.

Ihsan: Otra característica del creyente es saber que Dios siempre le vigila, a pesar que uno no lo ve ni oye.

Los características del buen creyente en el Islam son muchos y los mejores fueron del Profeta (p. b. A. e.) como Allah nos lo dice: "por cierto que el Profeta tienen el mejor de los ejemplos a seguir". Así que solo tenemos que estudiar la vida de Muhammed (saw).

También dice el Profeta (p. b. A. e.), que "quien tiene buenos modales es mejor a quien reza y ayuna todo el día y toda la noche". Pidámosle a Allah el altísimo nos dé algunas de estas características.

Jueves, 12 Mayo 2011 14:18

Jesús y el Cristianismo

Los cristianos con frecuencia hablan sobre desarrollar una relación con Cristo y aceptarlo en sus vidas. Afirman que Jesús es mucho más que un hombre y que murió en la cruz para liberar a la humanidad del pecado original. Los cristianos hablan de Jesús con amor y respeto, y es obvio que él tiene un lugar especial en sus vidas y en sus corazones. Pero, ¿qué hay acerca de los musulmanes? ¿Qué piensa ellos sobre Jesús y qué lugar ocupa Jesucristo en el Islam?

Alguien no familiarizado con el Islam puede sorprenderse al saber que los musulmanes también aman a Jesús. Un musulmán no dirá el nombre de Jesús sin añadir respetuosamente las palabras “que la paz sea con él”. En el Islam, Jesús es un amado y estimado hombre, un Profeta y Mensajero que llamó a su gente a adorar al Único y Verdadero Dios.

Los musulmanes y los cristianos comparten algunas creencias muy similares acerca de Jesús. Ambos creen que Jesús nació de la Virgen María y ambos creen que él fue el Mesías enviado al pueblo de Israel. Ambos creen que Jesús retornará a la tierra en los últimos días. Sin embargo, en los detalles son mundos diferentes. Los musulmanes creen con certeza que Jesús no es Dios, él no es el Hijo de Dios y él no es parte de la Trinidad.

En el Corán, Dios les habló directamente a los cristianos cuando dijo:

“¡Oh, Gente del Libro! No os extralimitéis en vuestra religión.  No digáis acerca de Dios sino la verdad: En verdad el Mesías, Jesús hijo de María, es el Mensajero de Dios y Su palabra [¡Sé!] que depositó en María, y un espíritu que proviene de Él. Creed en Dios y en Sus Mensajeros.  No digáis que es parte de la trinidad, desistid, pues es lo mejor para vosotros. Por cierto que Dios es la única divinidad. ¡Glorificado sea! Es inadmisible que tenga un hijo. A Él pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. Dios es suficiente como protector”. (Corán 4:171)

Así como el Islam categóricamente niega que Jesús fuese Dios, también rechaza la noción de que el ser humano nace manchado por cualquier forma de pecado original.  El Corán nos dice que no es posible para una persona cargar los pecados de otros y que nosotros somos responsables, ante Dios, sólo por nuestras propias acciones.  “Nadie cargará con culpas ajenas”. (Corán 35:18)  Sin embargo, Dios, en su infinita Misericordia y Sabiduría, no ha abandonado a la humanidad. Él ha enviado guía y leyes que revelan cómo adorarlo y vivir de acuerdo a sus mandatos. A los musulmanes se les pide creer y amar a todos los profetas; rechazar a uno es rechazar el credo del Islam. Jesús fue solo uno en esta larga línea de Profetas y Mensajeros, llamando a la gente a adorar a Un solo Dios. Él vino específicamente a la Gente de Israel, quienes se había, en ese tiempo, perdido del camino recto de Dios. Jesús dijo:

“He venido para confirmaros lo que os había llegado anteriormente en la Tora y para haceros lícitas algunas de las cosas que se os habían prohibido. Y os he traído un signo de vuestro Señor. Temed a Dios y obedecedme. Dios es mi Señor y el vuestro. Adoradle, pues. Éste es el sendero recto”.  (Corán 3:50-51)

Los musulmanes amamos y admiramos a Jesús. Sin embargo, nosotros lo entendemos, a él y a su papel en nuestras vidas, de acuerdo con el Corán y con las narraciones y dichos del Profeta Muhammad. Tres capítulos del Corán presentan la vida de Jesús, su madre María y su familia (la Familia de Imran); cada uno revela detalles no encontrados en la Biblia.  

El Profeta Muhammad habló de Jesús muchas veces, una vez describiéndolo como su hermano.  

“Yo soy el más cercano de toda la gente al hijo de María, y todos los profetas son hermanos, y no ha habido ningún profeta entre él y yo”. (Sahih Al-Bujari)

Sigamos la historia de Jesús a través de las fuentes islámicas y comprendamos cómo y por qué su lugar en el Islam es de tal significado.

Jueves, 12 Mayo 2011 14:17

MUHAMMAD, EL ULTIMO PROFETA

MUHAMMAD, EL ULTIMO PROFETA



La creencia musulmana de que Muhammad es el Ultimo profeta de Dios ha sido mal entendida por muchos, por lo que se hace preciso formular algunas puntualizaciones. Esta creencia no significa, en absoluto, que Dios haya cerrado Su puerta a la misericordia o se haya retirado. No impone restricción alguna a la aparición de grandes personalidades religiosas, no excluye la aparición de grandes lideres espirituales, ni pone obstáculos a la evolución de grandes hombres piadosos. Ni quiere decir tampoco que Dios haya hecho a los árabes, de quienes fue elegido Muhammad, su último favor con exclusión de cualquier otro. Dios no es parcial con ninguna raza, edad o generación y Su puerta está siempre abierta a la misericordia, y es accesible a quienes Le buscan. Habla el hombre de una de estas tres formas:  

1. Por inspiración, que se produce en forma de sugerencias o ideas, puestas por Dios en los corazones, o en las mentes, de hombres piadosos.  

2. Oculto tras un velo, que se abre en forma de visiones o contemplaciones cuando el receptor cualificado se encuentra dormido o en trance, y  

3. A través de Gabriel, el mensajero celestial, que es enviado al mensajero humano elegido con palabras divinas concretas (Corán, 42:51). Este último medio es el más elevado y a través de él vino el Corán a Muhammad. Esto está limitado sólo a los profetas, de quienes Muhammad fue el último y el Sello.  

Por esto no niega la existencia o la continuidad de inspiración en las otras dos formas a quien Dios desea. Al elegir a Muhammad como el Sello de los profetas, Dios no ha perdido contacto o interés por el hombre, no le ha prohibido a éste buscar a Dios, ni se le han puesto obstáculos en su aspiración a el. Por el contrario, eligiendo a Muhammad como culminación de los profetas y el Corán como la terminación de la Revelación, Dios ha establecido un medio de comunicación permanente entre Sí y el hombre, y ha construido un faro que irradia constantemente guía y luz. Además de estas observaciones generales, hay otros puntos específicos que demuestran porqué Muhammad es el último profeta de Dios. Pode­PODEMOS mencionar algunas:  

1. El Corán afirma en términos inequívocos que Muhammad fue enviado a todos los hombres como apóstol de Dios a Quien pertenece el dominio de los cielos y la tierra (7:158). Afirma, igualmente, que Muhammad fue enviado sólo como gracia de Dios a todas las criaturas, humanas y no humanas (21:107) y que es, el Apóstol de Dios y el último de los profetas (33:40). El Corán es la palabra de Dios y todo lo que dice es la verdad de Dios, que debe ser obedecida por todos los musulmanes y en la que debe reflexionar cada hombre. El mensaje de Muhammad no fue simplemente un resurgimiento nacional, un monopolio racial o una redención temporal de la esclavitud y la opresión. Ni tampoco un brusco cambio o reversión de¡ rumbo de la historia. El mensaje de Muhammad fue y, desde luego, sigue siendo, un resurgimiento universal, una bendición común, una herencia supranacional y una liberación espiritual, por los siglos de los siglos. Es una continuación evolutiva de los anteriores mensajes y una incorporación equilibrada de todas las revelaciones precedentes. Trasciende todos los límites de raza, edad, color y rasgos regionales. Está dirigido a los hombres de todos los tiempos y es, precisamente, lo que el hombre'. necesita. Un musulmán cree que Muhammad es el último profeta porque el Corán da verdadero testimonio de ello, y porque el mensaje de Muhammad posee las más elevadas cualidades de fe, auténticamente universal y definitiva.  

2. El propio Muhammad afirmó que era el último profeta de Dios. Ningún musulmán, o si cabe, ninguna persona, puede poner en duda la verdad de esta afirmación. A lo largo de su vida Muhammad fue conocido como sumamente sincero, honrado y modesto. Su integridad y veracidad fueron indiscutibles, no sólo ante los musulmanes sino ante sus oponentes más recalcitrantes. Su carácter, sus logros espirituales y sus reformas mundanas no tienen paralelo en la historia de la humanidad. Y aún está por ver si pudiera producir la historia un ser igual a Muhammad. Dijo que era el último profeta porque fue la verdad de Dios, y no porque deseara gloria personal o persiguiera ganancia alguna. El triunfo no lo deterioró, la victoria no relajó sus excelentes virtudes y el poder no corrompió su carácter. Fue incorruptible, coherente e inaccesible a cualquier noción de gloria o beneficio personal. Sus palabras irradian deslumbrante luz de sabiduría y verdad.  

3. Muhammad fue el único profeta que cumplió su cometido y finalizó su trabajo en vida, antes de morir. El Corán afirmaba que la religión de Dios había sido perfeccionada, se había completado el favor de Dios con los creyentes, y se había salvaguardado y continuaría preservada la verdad de la revelación (Corán, 5:2 y 10:91). Cuando murió, la religión del Islam estaba completa y la comunidad de creyentes musulmanes se encontraba firmemente establecida. El Corán quedó registrado en vida suya y se conservó en su versión total y original. Todo ello indica que la religión de Dios ha sido completada por Muhammad en concepto y en aplicación, y que el Reino de Dios ha sido establecido aquí en la tierra. La misión de Muhammad, su ejemplo y sus logros, han demostrado que el Reino de Dios no es un ideal inalcanzable o algo del mundo futuro, sino también de este mundo, algo que existió y floreció en el tiempo de Muhammad y que puede existir y florecer en cualquier época en que existan verdaderos creyentes y hombres de fe. Por ello, si algún hombre estaba destinado para culminar la misión de los profetas, ¿Quién podría hacerlo sino Muhammad?. y si algún libro había sido designado para poner fin a la Revelación ¿Cuál mejor que el Corán? El cumplimiento real de la misión de Muhammad en la tierra y el registro auténtico de todo el Corán en su vida no dejan indicio de duda, en mente alguna, en lo que se refiere a la creación de que fue el último profeta.  

4. El decreto divino de que Muhammad es el último profeta se basa en la autenticidad pura y original del Corán, en las realizaciones únicas y definitivas de Muhammad, en la universalidad de¡ Islam y en la aplicabilidad de las enseñanzas coránicas a cada situación, edad y hombre. Es la religión que trasciende todas las fronteras y atraviesa todas las barreras de raza, color, edad y condición de riqueza o prestigio. Es la religión que asegura a todos los hombres la igualdad y la fraternidad,la libertad y la dignidad, la paz y el honor, la guía y la salvación. Esta es la pura esencia de la religión de Dios y la clase de ayuda que El siempre ha prestado al hombre desde, los albores de la historia. Con Muhammad y el Corán ha culminado la evolución religiosa. Ello no significa, sin embargo, el final de la historia o la terminación de la necesidad humana de la guía divina. Se trata sólo del comienzo de un nuevo enfoque, la inauguración de una nueva era en la que el hombre ha recibido suficientemente toda la orientación divina y los ejemplos prácticos que precisa. Esta guía divina está contenida en el Corán, la revelación más auténtica e incorruptible, de Dios, y todos estos ejemplos prácticos se encuentran en la personalidad de Muhammad. Si hubiera de venirnos un nuevo profeta o una nueva escritura revelada, ¿qué añadirían a la calidad de las profecías, o a la verdad del Corán?, Si se trata de preservar la palabra de Dios o guardar la verdad de la Revelación, esto se ha conseguido a través del Corán. Si se trata de demostrar que puede aplicarse en la historia la Ley de Dios, o que el Reino de Dios puede ser establecido en la tierra, todo ello ha sido probado por Muhammad. Y se pretende dirigir al hombre hacia Dios por el camino recto de la vida. Esto ha sido claramente establecido por el Corán y por Muhammad. El hombre no necesita nuevas revelaciones ni nuevos profetas. Lo más urgente para él es despertarse, abrir la mente y avivar su corazón. Lo que ahora necesita es utilizar las revelaciones de que dispone, utilizar los recursos que posee y extraer de los inagotables tesoros del Islam lo que ha incorporado, preservando y perfeccionando la pureza de las anteriores revelaciones. 

5. Dios decretó que Muhammad sería el último profeta y así lo fue, Ningún profeta anterior a Muhammad ha hecho, realizado o donado tanto como él. Y nadie de los que han pretendido posteriormente ser profetas han llevado a cabo nada comparable a lo que él hizo. No obstante, este decreto divino se anticipó a los grandes acontecimientos históricos que siguieron. Anuncié al hombre la buena nueva de que entraría en una nueva etapa de madurez intelectual y de altura espiritual y de que, a partir de entonces, habría de prescindir de nuevos profetas o revelaciones, para realizarse así mismo con ayuda de los ricos legados de profecías y revelaciones, que encontramos en Muhammad y sus predecesores. Se anticipó el hecho de que las culturas, razas y regiones del mundo podrían aproximarse cada vez más entre sí y que la humanidad podría vivir con una religión universal, en la que Dios ocuparía el lugar justo y en la que el hombre adquiriría su plena entidad. Fue un testimonio solemne del gran papel que representaría el conocimiento avanzando y el firme compromiso intelectual, en términos de llevar al hombre hacia Dios. Y es cierto que si el hombre puede combinar su conocimiento avanzado y su firme potencia¡ intelectual con el espiritual y las enseñanzas morales del Corán, no puede dejar de reconocer la existencia de Dios y adaptarse a la Ley Divina.

 

La etapa histórica de los profetas terminó con Muhammad para demostrar al hombre que es posible madurar por su propia iniciativa, dar a la ciencia una oportunidad de obrar correctamente y explorar el vasto dominio de Dios, proporcionar a la mente la posibilidad de reflexionar, y profundizar en los grandes misterios. La naturaleza del Islam ofrece grandes dosis de flexibilidad y viabilidad y  puede hacer frente a cualquier situación. El Corán es, por su naturaleza, universal y constantemente revelador Y su guía es segura, está exenta de dudas. La naturaleza del mensaje de Muhammad es tal que se dirige a todos los hombres y a todas las generaciones. Muhammad no fue simplemente un líder racial o un liberador nacional. Fue y continúa siendo un personaje histórico y el mejor modelo para quien busca a Dios. Todo hombre puede encontrar en él algo que aprender, así como excelentes ejemplos de bondad y piedad a seguir. Y en él puede encontrar toda generación la esperanza perdida.



Luces Sobre el Islam

Hammudah Abdalati

From nurelislam.com

Jueves, 12 Mayo 2011 14:15

¿Qué es El Corán?

¿Qué es El Corán?

 

El Corán es una transcripción de las palabras exactas reveladas por Dios al Profeta Muhammad, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él (B y P), a través del Angel Gabriel. Las palabras fueron memorizadas por Muhammad  (B y P), dictadas luego a sus compañeros y más tarde escritas por escribas, que las examinaron detenidamente mientras el profeta aún vivía. Ninguna palabra des sus 114 capítulos, los Suras, ha sido cambiada desde entonces y, de este modo, el Corán sigue siendo, en cada detalle, el texto único y milagroso revelado a Muhammad  (B y P) hace catorce siglos.

¿De qué trata El Corán?

El Corán, la última Palabra revelada por Dios, es la fuente principal de la fe y de la práctica de cada musulmán. Abarca todos los temas que nos conciernen como seres humanos; la sabiduría, la doctrina, el culto y la ley; pero su tema básico es la relación entre Dios y Sus criaturas. Al mismo tiempo, el Corán suministra las líneas maestras para una sociedad justa, una conducta humana apropiada y un sistema económico equitativo.

Todavía se puede consultar el Corán en su forma competa y origina, y en el lenguaje tal como fue revelado, el idioma pristino árabe.

¿Existen otras fuentes sagradas?

Sí existen otras fuentes sagradas, la Sunna, la práctica y el ejemplo del Profeta, es la segunda fuente para los musulmanes. Un Hadiz es un relato autorizado de lo que el Profeta dijo, hizo o aprobó. Creer en la Sunna forma parte de la fe islámica.

6to. Hadiz (Los Cuarenta Hadices: Nawawiyah)

Relató Abdul-lah, an-Nu'man Ibn Bashir - que Dios esté complacido con ambos-: He oído al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

"Ciertamente, lo lícito es obvio, lo ilícito es obvio, y entre los dos hay asuntos dudosos acerca de los que mucha gente no sabe. Quien guarda de los asuntos dudosos se purifica en su religión y en su honor, y quien cae en los asuntos dudosos, caerá en lo ilícito. Como el pastor que pasta alrededor de un prado vedado, casi pastando en él.

Por cierto, que todo rey tiene su vedado, ciertamente el vedado de Dios es lo ilícito, y ciertamente en el cuerpo hay un pedazo de carne, que si está sano, sanará todo el cuerpo, y si se corrompe, se corromperá todo el cuerpo y este es el corazón

(Lo transmitieron al-Bujari y Muslim)

From Islamenbolivia.com

Jueves, 12 Mayo 2011 14:14

Pilares del Islam

Todos los musulmanes practicantes aceptan la creencia de los ‘Seis Artículos de Fe’ y los ‘Cinco Pilares’.  Que son:

1.    La declaración islámica de fe o  shahada.

2.    La oración o  Salat.

3.    La Caridad Obligatoria o Zakat.

4.    El Ayuno o Sawm.

5.    La Peregrinación o Hayy.

El Primer Pilar

Declaración de Fe

La  Shahada es la declaración  musulmana de fe y el primero de los ‘Cinco Pilares’ del Islam.  La palabra  shahada en árabe significa ‘testimonio-atestiguación’.  Shahada es testificar dos cosas:

(a)   Nada merece ser adorado excepto Dios (Allah).

(b)  Muhámmad es Mensajero de Dios (Allah).

Un musulmán es quien atestigua que ‘nadie merece ser adorado excepto Dios y que Muhámmad es mensajero de Dios’ quien hace esta simple declaración se convierte en musulmán.

Debe ser pronunciado por cada musulmán al menos una vez en la vida comprendiendo completamente su significado y sinceramente de corazón.  Los musulmanes pronuncian esta frase cuando se levantan por la mañana, y antes de acostarse por la noche.  Se repite cinco veces al día cuando se llama a rezar en la mezquita.  Aquella persona cuyas últimas palabras sean la Shahada; Dios le ha prometido el Paraíso.

Algunas personas ignorantes del Islam y la lengua árabe han malinterpretado el vocablo Allah, utilizado por los musulmanes para hablar de Dios.  Allah es el nombre de Dios en árabe, así como  "Elah", o también "Elohim", es el nombre de Dios en arameo, como se menciona en el Antiguo Testamento.  Allah es Su nombre en el Islam, como "YHWH" es Su nombre en el judaísmo.  Sin embargo, aparte de la especificación hebrea de "YHWH" como "Él Que es", en árabe  Allahdenota el aspecto de ser “La Verdadera Deidad, quien  merece ser adorada”.  Los judíos y cristianos árabes también se refieren al Ser Supremo como Allah.

Jueves, 12 Mayo 2011 14:07

Introducción

En el corazón del Islam yace la creencia en Dios.

El Centro del Credo Islámico es dar fe de la frase, La ilaha íl-la Allah,“No existe verdadera deidad que merezca veneración aparte de Dios.” Esta creencia, llamada tauhîd, es el eje sobre el cual gira el Islam.  Además, es el primero de los dos testimonios por el cual una persona se convierte en musulmana.  Esforzarse por conseguir la certeza en la unicidad, o  tauhîd;es el eje de la vida del musulmán.

Para muchos no-musulmanes, el término Allah, nombre para Dios en árabe, se refiere a una extraña y distante deidad adorada por los árabes.  Algunos hasta piensan que es un “dios pagano de la luna”.  Sin embargo, en árabe, la palabra Allahsignifica simplemente “la Divinidad”, el Único y Verdadero Dios.  Incluso los judíos y cristianos que hablan en árabe se refieren al Ser Supremo como Allah.

Encontrando a Dios

Filósofos de Occidente, místicos del este así como también científicos de la actualidad, intentan llegar a Dios a su manera.  Los místicos hablan de un Dios que se encuentra a través de las experiencias espirituales, un Dios, que forma parte del mundo y reside dentro de Su creación.  Los Filósofos buscan a Dios a través de la razón, y a menudo hablan de Dios como un distante admirador que no muestra interés en Su creación.  Un grupo de filósofos enseñan agnosticismo, ideología que sostiene que uno no debe afirmar ni rechazar la existencia de Dios.  En definitiva, un agnóstico afirma que debe poder percibir a Dios directamente para tener fe en él.  Dios ha dicho:

“Y dicen los que no saben: ¿Por qué no nos habla Allah o nos da una señal?  Así dijeron quienes les precedieron; sus corazones se semejan.” (Corán 2:118)

El argumento no es nada nuevo; las personas en el pasado y el presente han objetado lo mismo.

De acuerdo al Islam, la forma correcta de encontrar a Dios es a través de las enseñanzas de los Profetas.  El Islam sostiene que los Profetas fueron enviados por Dios mismo a lo largo de los años para guiar a los seres humanos hacia Él.  Dios dice en el Sagrado Corán que el camino correcto para alcanzar la fe es observar Sus signos, que apuntan hacia él.

“Hemos evidenciado los signos para quienes creen con certeza.” (Corán 2:118)

A menudo, se menciona el trabajo de Dios en el Corán como fuente de revelación divina.  Cualquiera que observe la naturaleza y todas sus maravillas con los ojos y el corazón abiertos verá los inconfundibles signos del Creador.

“Dice: Ve por el mundo y contempla como Él ha creado al hombre en primera instancia: y de este modo, también, Dios te brindara tu segunda vida – ya que verdaderamente, Dios tiene el poder de hacer lo que desee.” (Corán 30:20)

El trabajo de Dios esta también presente en lo individual:

“Por cierto que en la Tierra hay signos para quienes creen con certeza.  Y también en vosotros mismos.  ¿Acaso no reflexionáis?” (Corán 51:20-21)

La Creencia en Dios según el Islam consiste en cuatro puntos:

(I)             Creencia en la existencia de Dios.

(II)           Dios es el Ser Supremo.

(III)          Sólo a Dios se debe adorar.

(IV)          Dios es conocido por Sus hermosos nombres y sublimes atributos.

 

Jueves, 12 Mayo 2011 14:04

El Concepto de la Religión

La religión ha sido objeto de abusos y malas interpretaciones a lo largo de la historia. Así, algunos la han utilizado como medio de explotación y represión, como pretexto para el prejuicio y la persecución; otros, en cambio, como fuente de poder y dominio sobre las masas y las clases superiores. En nombre de la religión se han hecho estallar guerras injustificables, se ha oprimido la libertad de pensamiento y conciencia, se ha perseguido la ciencia, se ha negado el derecho a la madurez de¡ individuo, degradando así, flagrantemente, la dignidad y el honor de¡ hombre. Y en nombre de la religión se han causado, así mismo, injusticias a la humanidad, de las cuales se han derivado muchos perjuicios para la propia religión. 

Estos son hechos históricos que nadie puede negar. ¿Pero es ésta la función correcta de la religión, el enfoque acertado de la religión? ¿Puede ser éste el objetivo de la religión?: la respuesta indiscutible es un terminante "no". Hay muchas religiones en el mundo y cada una alega ser la única religión verdadera. Se supone que todas las religiones proceden de Dios para guiar debidamente al hombre. Mas estas pretensiones, contradictorias en sí mismas, han dado lugar a disensiones entre los pueblos, y a vehementes reacciones frente al hecho religioso ?en lugar de aglutinar a la humanidad en una hermandad universal bajo el Único Dios Benevolente Universal?. Esta situación confunde a cualquier observador neutral, tornándole, quizá, refractario a cualquiera de las religiones. 

Jueves, 12 Mayo 2011 14:02

1 – ¿ Qué es el Islam ?

a) El Islam no es una  nueva religión, sino la misma verdad que Dios ha revelado a través de todos Sus profetas a cada pueblo. Para una quinta parte de la población mundial el Islam es  a la vez una religión y una forma completa de vida. Los musulmanes siguen una religión de paz, misericordia y perdón y la mayoría no tiene nada que ver con los gravísimos acontecimientos que se han venido asociando recientemente con su fe. 

El término árabe "Islam" significa "sumisión" y se deriva de una palabra cuyo significado es "paz". En un contexto religioso, quiere decir sumisión total a la voluntad de Dios. "Mahometanismo" es pues un apelativo equivocado ya que sugiere que los musulmanes adoran a Muhammad, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él (B y P), en vez de a Dios. "Allah" es el nombre de Dios en árabe y es utilizado tanto por los musulmanes como por los cristianos.  (http://www.islamenbolivia.com/islam.html)

b)La palabra Islam en árabe significa sumisión, paz, obediencia y, en sentido religioso, sumisión del hombre a la voluntad de Dios (Aláh). El hombre o la mujer que acepta la soberanía de Aláh único y se entregue completamente a Su voluntad es conocido como un Musulmán. El nombre mahometano que se emplea a menudo en lugar de musulmán es erróneo, y ofensivo al espíritu mismo del Islam. (http://www.way-to-allah.com/es/islam/elislam.html)

Lunes, 05 Noviembre 2012 13:36

Bienvenidos

Bienvenido a Chat Islam Online, somos un equipo de musulmanes que estaremos muy contentos de responder y ayudarle en cualquier pregunta que tengas acerca del Islam.

Nuestro propósito es contestar preguntas de gente que no es musulmana y nuevos musulmanes acerca del Islam. Queremos enseñar nuestra hermosa religión a la mayor cantidad de gente posible. También ayudamos a la gente que quiere convertirse al Islam tomándoles la ´shahada´ y enseñándoles cómo dar sus primeros pasos en la práctica del Islam.

Pruébalo, pregunta lo que quieras acerca del Islam, el Corán y el profeta Muhammad que la paz sea con él. Es un placer para nosotros ayudarlos. En Chat Islam Online estamos a tu servicio.

Chatea con nosotros ahora en Chat-Islam-Online !

Lunes, 05 Noviembre 2012 08:54

Featured Article

Icons are scattered throughout our history as a species; early man painted pictures onto stone depicting their triumphs over their hunted prey, Egyptians had an icon-based writing systemin their hieroglyphics, and in the early church the symbol of a fish represented a Christian meeting place or tomb. Icons have always served a definitive purpose throughout mankind’s history on this planet: to inform and instruct.

 

Página 3 de 3
Está aquí: Super User